ES EN
14.6 °

Queso de tuna y colonche

Durante la temporada de tuna (entre julio y octubre), saborea estos clásicos potosinos.

El queso de tuna es la clase de postres que todos deberíamos consumir, ya que su elaboración tradicional no contiene azúcar, solo el jugo de la tuna roja. Y es una excelente idea disfrutarlo entre comidas, acompañado de un pedacito de queso panela.

En las zonas nopaleras de México el queso de tuna se elabora de forma artesanal utilizando como único ingrediente el jugo de la tuna roja. Éste se cocina en grandes ollas por 12 horas o más, hasta que se reduzca y se espese lo suficiente. Durante todo ese tiempo una persona debe estarlo moviendo con una pala de madera para que el dulce no se pegue ni se queme.

Además de ser un postre delicioso, es una excelente manera de no desperdiciar la tuna y conservarla por un largo periodo.

El queso de tuna aporta azúcares y minerales propios de este fruto como: calcio, fósforo, potasio, hierro, selenio, cobre, zinc, sodio y magnesio.

El colonche
Se trata de una deliciosa bebida tradicional mexicana que se puede degustar entre julio y octubre (la temporada de la tuna). Posee un color delirante y un sabor exquisito. Es pues, un licor que no te puedes perder.

El colonche es una bebida fermentada prehispánica, tan antigua como el pulque. El origen de su nombre es desconocido, pero entre los nahuas era conocido como nochoctli; su etimología es nochtli (tuna) y octli (vino): Vino de Tuna. Se hace principalmente de tuna cardona y tuna amarilla.

Con estas tunas machacadas se saca su jugo. Luego éstas se asolean o se hierven y se dejan fermentar. En algunos casos les agregan un poquito de pulque para activar más pronto la fermentación (pero sólo un poquito, porque si le ponen más, se hace la famosa “sangre de conejo”, que más bien es un curado de tuna roja).

Encuéntralo y disfrútalo en:

Artesanías del DIF
Rutas Estadía Paquetes

Newsletter

Mantente al día

Conoce todos nuestros eventos y ofertas especiales de la semana

Newsletter